Proyecto Solidario 15-16

TRATA DE ABRIR LOS OJOS...

...A LA REALIDAD que nos rodea, para ser conscientes de que, todavía en el siglo XXI, subsisten situaciones de explotación y esclavi-tud y que, en ocasiones, están más cerca de lo que pensamos.

  • El objetivo es mostrar que se puede vivir de otra manera, favoreciendo un desarrollo sostenible para todas las personas.


...A LA RELACIÓN entre nuestros estilos de vida y hábitos de consumo y las situaciones de explotación que se dan en el mundo, en concreto, en Albania.

  • El objetivo es apoyar iniciativas de negocio para que las mujeres jóvenes de las zonas rurales de Albania tengan un medio de vida digno. Con esto, evitamos que caigan en redes de trata y explotación, dentro y fuera de sus fronteras.

 

...A NUESTRO PODER PARA CAMBIAR LAS COSAS.
Hace tan sólo 200 años (menos incluso en países como España), que se abolió oficialmente la esclavitud. Hasta entonces, era considerado 'normal’ vender y comprar personas en las plazas públicas. A finales del siglo XVIII los primeros abolicionistas eran pequeños grupos de personas determinadas a acabar con la esclavitud a pesar de la oposición generalizada. Hoy, es impensable que esto pudiera suceder.

  • El objetivo es tomar conciencia de que las personas tenemos mucho poder para hacer que las cosas cambien. Sólo hay que abrir los ojos e intentarlo.


Las mujeres de las zonas rurales de Albania viven una situación de gran vulnerabilidad, debido a la falta de acceso a la educación y oportunidades para obtener un trabajo digno, al machismo tradicional del país, y a la inexistencia de recursos adecuados para su desarrollo.

Ante la falta de futuro laboral, las mujeres de las zonas rurales son más vulnerables y aumentan las posibilidades de caer en una red de trata de personas que promete puestos de trabajo en la capital, Tirana, o en grandes ciudades europeas.

Según el Consejo de Europa, “las mujeres y niñas albanesas son reclutadas mediante ofertas fraudulentas de empleo como camareras, dependientas, bailarinas o cantantes en países vecinos, como Kosovo, Grecia o Macedonia. (…) Las víctimas que son engañadas por redes de trata con fines de explota-ción sexual terminan mayoritariamente en la propia Albania, Grecia, Italia, Bélgica, Macedonia, Kosovo, Alemania, Holanda, Suiza, Irlanda y Reino Unido (…). Hay un creciente preocupación por la situación de niños y niñas albaneses, generalmente de etnia Romaní, que son obligados a la mendicidad forzosa en países vecinos”.

Frente a esta realidad, Mary Ward Internacional Albania trabaja para prevenir la trata de personas de dos formas:

  • Mediante la sensibilización de mujeres, niñas y niños para prevenir y empoderar a la población rural.
  • Ofreciendo oportunidades laborales a través de la creación de cooperativas de mujeres jóvenes.

 


ALBANIA
Capital: Tirana
Población: 2.800
Área: 28.748 Km
Idioma: Albanés
Moneda: Lek
Índice de pobreza: 12.4 %
Índice de Desarrollo Humano: 0.71


Albania es un país del sur de Europa, situado entre Grecia, Macedonia, Kosovo y Montenegro, en la península de los Balcanes. Se trata de un país pequeño, muy montañoso y con una larga línea costera en el mar Adriático.
La mayoría de sus habitantes son musulmanes, puesto que durante siglos perteneció al Imperio Otomano; sin embargo, cerca de un 25% de la población se declara cristiana, principalmente ortodoxos y católicos.
En la actualidad, es uno de los países más pobres de Europa aunque en los últimos años ha vivido un importante crecimiento económico. Su economía lleva una década en plena transformación, adaptándose al sistema capitalista, puesto que durante toda la Guerra Fría permaneció en la órbita comunista. Entre sus principales problemas se encuentran el alto porcentaje de paro, la falta de infraestructuras y la corrupción.
En 2009, Albania solicitó formalmente formar parte de la Unión Europea, y desde entonces ha dado pasos para acercarse a los estándares exigiros por la UE. Sin embargo, las instituciones europeas exigen más reformas, especialmente en lo referido a la lucha contra el crimen organizado y la corrupción, así como respecto al desarrollo de la libertad de expresión y los derechos de las minorías. Entre estas minorías se encuentra especialmente la comunidad romaní.



“Ser una niña implica un buen número de desventajas desde el momento mismo del nacimiento, desde menos oportunidades a la hora de ser educa-das a un limitadísimo acceso a decidir sobre su propio futuro, pasando por las muchas probabilidades de casarse a una edad muy temprana y la alta probabilidad de enfrentarse a violencia física o sexual a lo largo de su vida”.

Frente a esta realidad, el proyecto Mary Ward Loreto Women tiene como objetivos concretos:

  • Reducir las limitaciones sociales, legales y económicas de 700 mujeres de las zonas más marginadas de Albania apoyándoles para que desarrollen todo su potencial y puedan generar sus propios ingresos a través de pequeños negocios.
  • Prevenir la exposición a caer en redes de trata y explotación de las chicas jóvenes de las zonas rurales de Albania proporcionándoles información acerca de los métodos y el funcionamiento de las mafias.


Las niñas y mujeres con las que trabaja MWIA son sobrevivientes de violencia, trata y muchas otras consecuencias de vivir en una sociedad patriarcal. El trabajo con ellas se centra en aumentar su conocimiento, ofrecerles oportunidades de empoderamiento, y desarrollar sus habilidades para valerse por sí mismas.

 

 

 

¿Qué puedes hacer tú?


Ser consciente:

Únete a la Campaña Corazón Azul contra la trata de personas al visitar www.unodc.org/blueheart. Esta iniciativa internacional trabaja para crear conciencia de la difícil situación de las víctimas y generar un apoyo político para combatir la trata. Sigue el Corazón Azul en Twitter (http://twitter.com/BlueHeartHT) y Facebook (www.facebook.com/CampanaCorazonAzul) para obtener actualizaciones y noticias sobre la trata de personas. Visita también la página www.endht.org para unirte a la campaña de este año.

Estar alerta:

Si ves algo que crees que podría estar relacionado con la trata de personas, llama a la línea de lucha contra la trata de personas de la Policía (900105090), si es que existe alguna en tu comunidad. Estas situaciones de alerta podrían suceder en tu lugar de trabajo o en tu vida privada –recuerda que las víctimas pueden ser explotadas en diversas situaciones (mendicidad, servicio doméstico…)-. Si no estás segura, es mejor equivocarse que dejar que otra persona sea víctima y siga siendo esclavizada.

Involucrarte:

Averigua qué se está haciendo en tu comunidad, investiga lo que puedes hacer e involucra a tus amigos, familiares y vecinos para ser más conscientes acerca de la trata de personas.

Ser solidaria:

Puedes colaborar con el Proyecto de Apoyo a las mujeres de Albania de Fundación Mary Ward para evitar que las jóvenes de las zonas rurales caigan en redes de trata:

  • Dona una pequeña cantidad de tu paga. Todo suma.
  • Compra los artículos que hemos traído de las cooperativas de mujeres de Albania. Así les ayudas a tener ingresos propios.

Ser responsable:

Asegúrate de que tus decisiones y acciones como consumidora sean éticas. Puedes comprometerte a no adquirir productos y servicios que puedan estar vinculados directa o indirectamente a la explotación sexual, el trabajo forzoso u otras formas de explotación. En estas webs nos dan pistas para el consumo ético:




Pulse aquí para descargar el documento en pdf